Iglesia Vieja

En el siglo pasado se conocía simplemente como “Ruina de Tonalá”, pero las habitantes de la región de Tonalá consideraron que la gran plataforma del edificio principal fuera un basamento de una iglesia antigua, así empezó a llamarse tradicionalmente “Iglesia Vieja”.

Fue capital regional durante el periodo Clásico Tardío, dominando una amplia zona que incluía Tonalá y los actuales municipios chiapanecos de Pijijiapan y Arriaga. Es una de las zonas mesoamericanas donde se observa la confluencia, en diferentes momentos, de culturas como la olmeca, la zapoteca, la mixteca y la maya. Cronología: 400 a.C. a 600 d.C. Ubicación cronológica principal: Clásico Temprano, 250 a 450 d.C.

El sitio Iglesia Vieja se localiza a 4 km al norte de la actual ciudad de Tonalá, la ciudad se asentó en uno de los pliegues más bajos de la serranía perteneciente a la zona del declive del pacífico del noroeste de la Sierra Madre de Chiapas y costa, a una altura de 700 m.s.n.m.

El sitio es de un tamaño mayor al registrado dentro de la poligonal del INAH, pues se expande 1 km de distancia hacia el sur, donde sobresale otra meseta a un nivel 200 m más bajo, que se conoce como rancho San Carlos, en donde se ubican al menos 10 grandes estructuras ceremoniales y abundantes basamentos habitacionales, espacio del cual parte un camino de piedra que desciende por una pendiente angosta ubicada entre dos enormes rocas graníticas que conforman la entrada original al sitio, sendero que llega hasta al barrio Santa Cruz en la ciudad de Tonalá. Se estima que en el mayor auge Iglesia Vieja llegó albergar poco más de 10 mil habitantes distribuidos en toda la extensión del cerro de la Cruz. Dentro de una región costera más amplia, se registraron sitios como Horcones (Clásico Tardío), Tiltepec (Preclásico Tardío), Perseverancia (Preclásico Tardío), Paredón (Postclásico Tardío) y Tzutzulculli (Preclásico Medio) entre los centros mayores, y otros cercanos a Pijijiapan los cuales manifiestan distintos periodos de ocupación al del sitio que nos ocupa.

El sitio Iglesia Vieja fue visitado por varios estudiosos y viajeros expedicionarios a principios del siglo pasado como Seler-Sachs (1900: 110-115), Palacios (1928: 17-29), Culebro (1939), Drucker (1948: 166-168), Lowe y Mason (1965), entre otros. Estos investigadores conocieron el sitio con el nombre de “Ruinas de Tonalá” pero en el transcurso del tiempo la gente lo empezó a reconocer como “Iglesia Vieja”, como menciona Palacios en 1926. Edwin Ferdon realizó dos visitas en 1937 y 1949, acompañado por José Luís Lorenzo (Ferdon: 1953, 4), y fue el propio Ferdon el que realizó la mejor descripción del sitio basada en los planos topográficos que ejecutó de casi todo el sitio. Posteriormente el Maestro Carlos Navarrete llegó a Iglesia Vieja en el año 1958 , a partir de entonces el sitio permaneció “olvidado” durante los siguientes 40 años por su difícil acceso, aunque no por todos, pues algunos “coleccionistas” locales saquearon el sitio durante años alterando muchos de los contextos primarios.

Fue hasta el año de 1998, al estar efectuando el registro de sitios arqueológicos del Estado de Chiapas, que los arqueólogos Eliseo Linares Villanueva y Akira Kaneko, acompañados por el promotor de la cultura de Tonalá, C.P. Ricardo López Vasallo, realizan un recorrido de superficie en el sitio.

El Gobierno del Estado de Chiapas en el año 2000 construye un camino de terracería que accede hasta la estructura principal, camino de terracería que es accesible en épocas secas. Es hasta el año 2003 que el Centro INAH- Chiapas logró concertar la compra de 6 has del terreno donde se asientan las principales estructuras y plazas de la antigua ciudad, recuperando con ello parte del patrimonio arqueológico del pueblo de Tonalá y la Nación. A partir de entonces reinician las temporadas de campo y el análisis de los materiales arqueológicos.

Cómo llegar

Para acceder al sitio existe un camino de terracería que entronca en el km 10 de la carretera Tonalá-Arriaga, antes de llegar al puente del Río Tiltepec; desde ahí son 9.1 kilómetros que pasa por los ranchos El Coyol y Rancho Miramar, hasta accede a la explanada posterior del Grupo B del sitio arqueológico.